EL HOMBRE Y SU TIEMPO - Proletarios ... nom£­a pol£­tica, aparecido en el...

download EL HOMBRE Y SU TIEMPO - Proletarios ... nom£­a pol£­tica, aparecido en el n£›mero 1 y £›nico de los

If you can't read please download the document

  • date post

    11-Feb-2020
  • Category

    Documents

  • view

    1
  • download

    0

Embed Size (px)

Transcript of EL HOMBRE Y SU TIEMPO - Proletarios ... nom£­a pol£­tica, aparecido en el...

  • EL HOM BRE Y S U TIEMPO

  • CARLOS MARX | CUADERNOS DE PARÍS

  • Carlos Marx

  • Cuadernos de París [Notas de lectura de 1844] Estudio previo de Adolfo Sánchez Vázquez

    Ediciones Era

  • Primera edición en alemán: 1932Título original: Ökonomische Studien (Exzerpte) Tomado de Karl Marx, Friedrich Engels, Historisch-kritischeGesamtausgabe. Band 3. BerlinPrimera edición en español: 1974Segunda edición: 1980Traducción del alemán: Bolívar EcheverríaDerechos reservados en lengua española® 1974. Ediciones Era, S. A.Avena 102, México 13, D. F.Impreso y hecho en México Frinted and Made in Mexico

  • INDICE

    9 Advertencia preliminar 11 Adolfo Sánchez Vázquez

    ECONOMÍA Y HUMANISMO 99 Carlos MarxCUADERNOS DE PARÍS

    [Notas de lectura de 1844]

    Apéndices 179 i Carta de Carlos Marx a Ludwig Feuerbach [11 de agosto de 1844] 184 i i Lista de las obras resumidas o extractadas por Marx

    en sus Cuadernos de París

    co n i Cronología: El proyecto de crítica de la economía política

  • ADVERTENCIA PRELIMINAR

    Por vez primera ofrecemos aquí a los lectores de lengua española, en la fiel y cuidada versión de Bolívar Echeverría, las notas de lectura de 1844 del joven Marx que dan testimonio de su primer encuentro con las obras de los economistas burgueses. Dichas notas, que hemos titulado Cuadernos de Pa­ rts, se complementan con tres apéndices, a saber: Carta de Carlos Marx a Ludwig Feuerbach, del 11 de agosto de 1844; Lista de las obras resumidas o extractadas por Marx en sus Cuadernos de París, y Cronología: El pro­ yecto de crítica de la economía política.

    Nuestro estudio “Economía y humanismo” que precede al texto de Marx recoge y desarrolla ideas que tuvimos ocasión de exponer, hace dos años, en un curso monográfico impartido en la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad Nacional Autónoma de México y en un Seminario llevado a cabo, bajo nuestra dirección, en la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la misma UN AM.

    A.S.V. México, D. F., diciembre de 1973

    9

  • ADOLFO SÁNCHEZ VÁZQUEZ ECONOMÍA Y HUMANISMO

  • I. SITUACIÓN DE LAS NOTAS DE LECTURA DE 1844 Las notas de lectura del joven Marx que hemos agrupado bajo el título de Cuadernos de París y que, por vez primera, se ofrecen a los lectores de lengua española, datan del mismo año que otro texto suyo: el borrador —hoy famoso— conocido sobre todo por el título que le dieron sus prime­ ros editores, Manuscritos económico-filosóficos de 1844.1

    Ni las notas de lectura que constituyen los presentes Cuadernos ni los Manuscritos están fechados; por ello no podemos establecer el orden crono­ lógico en que fueron redactados unos y otros. Ahora bien, tomando en cuen­ ta la afinidad temática de los primeros cuadernos con el Primer Manus­ crito (particularmente en la parte en que se somete a crítica la economía política clásica) y el diferente nivel de la elaboración teórica (más des­ arrollada en los Manuscritos), podemos suponer que las notas de los prime­ ros cuadernos anteceden a los Manuscritos y vienen a ser un material preparatorio de ellos; fácil es advertir, en efecto, cómo los Manuscritos transcriben casi literalmente algunas notas o desarrollan más a fondo algu­ nas ideas expuestas en ellas. Pero, en otros casos, los Cuadernos abordan cuestiones apenas tratadas en los Manuscritos o las tocan imprimiéndoles un nuevo sesgo. Podría admitirse en este caso la hipótesis —por otra parte difícil de comprobar— de que esos aspectos no tocados en los Manuscritos tal como éstos han llegado a nosotros, tal vez fueron abordados en sus fragmentos perdidos o inconclusos, particularmente los del Segundo Manus­ crito, del que como es sabido sólo se conservan unas cuantas hojas. Finalmen­ te, hay notas (como las del Cuaderno V sobre James Mili) en las que al tra­ tar el poder enajenante del dinero y su papel en las relaciones sociales enajenadas, el joven Marx se eleva teóricamente sobre el nivel alcanzado 1

    1 En lo sucesivo abreviaremos el título así: Manuscritos de 1844, o simplemente Manuscritos.

    13

  • al abordar el mismo tema en los Manuscritos. Faltos, pues, de los datos necesarios para establecer con exactitud cuándo

    se trata de notas anteriores, paralelas o posteriores a ciertas partes de los Manuscritos, podemos destacar, sin embargo, desde ahora, que los Cuader­ nos se mueven en el mismo marco problemático que los Manuscritos. Su objetivo fundamental es la crítica de la economía política clásica que, des­ pués de haber revelado una serie de contradicciones básicas de la realidad económica capitalista, no acierta a encontrar la clave de su inteligibilidad. Aunque sin llegar tan lejos como los Manuscritos en la búsqueda de ella, los Cuadernos esbozan ya el descubrimiento de esa clave que la economía clásica no logra revelar. Más adelante tendremos ocasión de ver cuál es ese fundamento o clave última, común a los Cuadernos y los Manuscritos.

    Por lo pronto subrayemos que los Cuadernos y los Manuscritos son fruto del primer encuentro del joven Marx con la economía clásica burguesa a través de sus principales exponentes, particularmente los economistas in­ gleses. Y que en uno y otro texto hay un doble movimiento: de crítica de la economía política a partir de su propio lenguaje y sus propias catego­ rías y leyes, y de búsqueda de una explicación fundamental o clave última de lo que los economistas no explican. Tanto en los Cuadernos como en los Manuscritos esa búsqueda no se da a un nivel puramente económico, sino económico-filosófico, o más exactamente al nivel de la economía enfoca­ da filosóficamente.

    Estos aspectos comunes determinan que los Cuadernos y los Manuscritos formen una unidad, si bien en los primeros se acusa con más fuerza el im­ pacto que produce en el joven Marx su primer contacto con la economía.

    Este primer contacto toma la forma de una transcripción literal de una serie de pasajes de las obras de los economistas. Durante su estancia en París, en 1844, lee un buen número de obras de economía entre cuyos auto­ res figuran Say, Skarbek, Adam Smith, David Ricardo, James Mili, Mac Culloch, Prevost y Buret. Los extractos son indicativos, más que de una toma de posición, del interés que ciertas partes de las obras leídas suscitan en este sorprendido y sorprendente lector, pues es la primera vez que, a través de esas lecturas, se asoma a un nuevo continente —el de la econo­ mía— casi desconocido para él. Decimos casi porque el joven Marx debió conocer unos meses antes el trabajo de Engels Esbozo de crítica de la eco- 14

  • nomía política, aparecido en el número 1 y único de los Anales Franco- Alemanes a comienzos de 1844. No es casual por ello que sus Cuadernos de París se inauguren precisamente con un resumen del artículo de Engels.2

    Los Cuadernos no se reducen a los centenares de extractos de sus lectu­ ras, sino que en ocasiones van acompañados de notas en las que el joven Marx fija las reflexiones que suscita en él lo que va leyendo. Los extractos, junto con las notas? redactados en París, se han conservado en nueve cuader­ nos de los cuales son cinco los que se relacionan directamente con las obras de los economistas. El texto de Marx del presente volumen está formado pre­ cisamente por las notas de esos cinco cuadernos. Circunscribiendo nuestra atención a ellas, cabe señalar que son escasas en los tres primeros cuadernos, lo cual es índice de que el joven Marx, si bien se siente interesado por ciertos temas o pasajes de las obras leídas, aún no está en condiciones de reaccionar con una actitud propia ante ellos; pero, a partir del cuarto cua­ derno, comienza a aflorar una actitud crítica que prodiga cada vez más a través de las notas que intercala entre los extractos.

    Las notas de lectura pueden leerse independientemente de los extractos y, en su conjunto, revisten gran interés para el estudio de la formación del pensamiento de Marx y, particularmente, del económico. Pero, en algunos casos, hay que destacar también su valor teórico intrínseco, lo que, aunado a una feliz formulación, permite compararlas con los pasajes más brillan­ tes de los Manuscritos de 1844.

    Los Cuadernos de París fueron publicados por primera vez en su lengua original con el título de Ökonomische Studien (Excerpts) — Estudios eco­ nómicos. Extractos— en el tercer tomo de la edición de Obras completas de Marx y Engels conocida por la sigla MEGA (Karl Marx/Friedrich Engels, Historisch-kritische Gesamtausgabe) publicada por el Instituto Marx-En- gels-Lenin de Moscú. Dicho tomo apareció en 1932 en Berlín bajo la direc­ ción de V. Adoratsky y en él ocupa las páginas 435-583. En el mismo tomo (pp. 33-172 y 589-596) se publicaron también íntegramente por primera vez los Manuscritos económico-filosóficos de 1844 (así titulados por V. Ado-

    2 Versión española del trabajo de Engels en: Marx-Engels, Escritos económicos varios, trad. de W. Roces. Ed. Grijalbo, México, 1962. El resumen de Marx se encuentra en el presente volumen en las pp. 103-104.

    15

  • ratsky, a cuyo cuidado estuvo la edición del tomo) .3 A pesar de su estrecha vinculación con los Manuscritos y de su impor­

    tancia en la formación del pensamiento de Marx, los Cuadernos de Parts no han conocido un destino semejante al de dicha obra. Puede decirse que el deslumbramiento producido por el descubrimiento de los